Insights Banner

DeFi – La financiación descentralizada explicada

Un nuevo paradigma se está apoderando del mundo financiero: el DeFi está en boca de todos, pero ¿qué significa realmente?

El DeFi es un nuevo paradigma que está ganando popularidad en el mundo financiero. Utilizando procesos automatizados, un enfoque peer-2-peer y la tecnología blockchain, desafía las finanzas tradicionales. Siguiendo la lógica de DeFi, los intermediarios como los bancos, las bolsas y las aseguradoras pronto serán obsoletos.

Las finanzas descentralizadas o simplemente «DeFi» son un nuevo paradigma que se está extendiendo actualmente en el mundo financiero. DeFi se basa en la idea de que los servicios financieros no deben depender de intermediarios centralizados, como bancos, bolsas o aseguradoras. En cambio, los servicios financieros se prestan de forma descentralizada por los usuarios para los usuarios que utilizan programas informáticos en una red peer-2-peer. Se basa en la cadena de bloques (blockchain), donde se almacenan los programas necesarios, los llamados «contratos inteligentes«, que garantizan la prestación de servicios a los usuarios.

Orígenes: Automatización y Blockchain

DeFi se basa esencialmente en dos precursores: Automatización y Blockchain. Estamos familiarizados con la automatización de procesos en el sector financiero desde hace décadas. Ya sean las órdenes permanentes, las comprobaciones de crédito o las órdenes de negociación de valores, muchos procesos, o al menos gran parte de ellos, ya se realizan de forma automática y en gran medida sin intervención humana.

La cadena de bloques, como segundo precursor de DeFi, permite a los usuarios enviar y recibir dinero entre ellos, es decir, de igual a igual. Mientras tanto, la red Ethereum amplió esta funcionalidad de transferencia pura para incluir contratos inteligentes, es decir, una lógica de programación que puede utilizarse para ejecutar procesos comerciales sin la intervención de intermediarios.

Lo importante en este contexto es que, mientras que la automatización garantizaba la conexión de intermediarios para crear un servicio, la cadena de bloques y la red Ethereum basada en ella hacen posible que la conexión de intermediarios ya no sea necesaria en absoluto. En cambio, el servicio lo prestan los usuarios para los usuarios mediante la vinculación de componentes de tecnología de la información, o «pilas tecnológicas», como se conoce en el nuevo alemán. Además, la transparencia es siempre total, tanto en lo que respecta a los procesos como a los componentes informáticos. Esto se debe a que la mayor parte del software utilizado estará disponible en versión de código abierto.

Un ejemplo del comercio de valores

Lo que significa DeFi para el mundo financiero en términos concretos puede ilustrarse utilizando una compra de valores: Antes, el cliente, que antes tenía que establecer una relación comercial con el banco, tenía que ponerse en contacto con su banco para ello y hacer la orden de compra. El banco, a su vez, encargó a un corredor la compra del título en la bolsa. Así, el corredor compró el valor en la bolsa para el cliente. En este ejemplo, que simplifica la compra de valores, intervienen tres intermediarios: Banco, corredor, bolsa. Sin embargo, en el lado de la venta también participaron tres intermediarios: Banco, corredor de bolsa y, por supuesto, la misma bolsa de valores. Cada uno de estos cinco intermediarios no sólo cobra a los clientes por sus servicios, sino que es una fuente potencial de errores en todo el proceso de compraventa.

Considere el proceso análogo en el mundo DeFi. Un cliente cualquiera, situado en cualquier lugar del planeta, navega con su teléfono inteligente o su ordenador hacia una de las llamadas «bolsas descentralizadas» o «DeX», como se denominan este tipo de bolsas. Allí realiza la orden de compra del llamado activo digital, o «token». Un token de este tipo representa efectivamente un certificado de propiedad para cualquier tipo de activo. Los contratos inteligentes ejecutan la orden en cuanto los parámetros corresponden a la orden de compra. El token se transfiere directamente del monedero del vendedor al monedero del comprador. En ningún momento la ficha entra en posesión de un intermediario. Además, esta transacción es completamente anónima.

Características de DeFi

Este ejemplo muestra lo que es importante y lo que no en el mundo DeFi: la tecnología es importante, mientras que el intermediario no es importante. La automatización y la inmutabilidad del pedido son importantes, mientras que el tipo de producto comercializado carece de importancia.

Además, quedan claras las características de la DeFi que la distinguen de las finanzas tradicionales: DeFi no sólo es automático, sino que también está descentralizado, lo que significa que se ejecuta en la cadena de bloques, que se replica en numerosos nodos. Dado que la seguridad de los datos de la cadena de bloques es extremadamente alta, este sistema también se denomina trustless (sin confianza), ya que este sistema no requiere ninguna confianza en una contraparte. Además, en un sistema descentralizado de este tipo, no hay un punto único de fallo, es decir, no hay un punto único que pueda hacer que el sistema falle. A la inversa, esto también significa que es autónomo, es decir, que no hay nadie que pueda censurar o manipular posteriormente los datos de este sistema, ni siquiera las autoridades gubernamentales. Además, es anónimo de por sí. Cualquier persona puede participar en este sistema sin tener que identificarse previamente en ningún sitio. Esta característica lo hace accesible, es decir, utilizable por miles de millones de personas que de otro modo no tendrían acceso a los servicios financieros. Además, DeFi es completamente transparente, desde los componentes de software subyacentes hasta los datos y procesos. Dado que el software es en gran medida de código abierto, DeFi también es fundamentalmente sin permisos, lo que significa que ningún usuario tiene que pedir permiso para programar aplicaciones DeFi. La base de código abierto de DeFi también significa que el sistema es muy flexible y que cualquier usuario puede contribuir a ampliar y mejorar el sistema. Ceteris paribus, DeFi también es más seguro que los sistemas tradicionales en finanzas, ya que los procesos se ejecutan obligatoriamente según lo programado, ya que el sistema no puede ser manipulado. La seguridad del sistema también proviene de su transparencia y del hecho de que se eliminan los intermediarios como fuente de error.

Por último, pero no menos importante, el DeFi no está regulado. Esto se desprende de las características mencionadas anteriormente: Si un sistema está descentralizado y es anónimo, es decir, si no hay una parte central que pueda decidir sobre la participación en el sistema, ninguna autoridad reguladora puede hacer cumplir las leyes y los reglamentos.

Ejemplos de aplicaciones DeFi

Para poder procesar valores o bienes en un entorno descentralizado, primero hay que crear un token digital que represente dicho valor o bien. Este proceso se denomina tokenización de activos. Está descentralizado y permite que los bienes ilíquidos sean negociables. Así, los barriles de petróleo crudo se convierten en símbolos, al igual que las obras de arte. Esto también abre clases de activos completamente nuevas para los pequeños inversores. Pero los activos líquidos, como las acciones, también pueden tokenizarse y llevarse a un entorno descentralizado.

Junto a los sistemas de pago como Bitcoin, los intercambios descentralizados antes mencionados son probablemente el ejemplo más conocido de aplicaciones en el mundo DeFi. En estas plataformas, el usuario puede comerciar directamente con otros usuarios los bienes previamente tokenizados. En este contexto, es completamente secundario de qué bienes se trata.

Las transacciones de crédito también se ofrecen en el entorno DeFi. Los protocolos transparentes permiten al prestatario pedir fondos, mientras que los intereses y el reembolso están garantizados por contratos inteligentes.

Además, en el mundo DeFi ya se ofrecen servicios de gestión de patrimonios. Por ejemplo, los usuarios pueden hacer que sus activos sean gestionados por terceros, y esto se hace de forma transparente y automática, y por tanto rentable. También en este caso, los contratos inteligentes garantizan los derechos de propiedad.

Dado que un gran número de usuarios puede conectarse en red con bastante facilidad en una red DeFi, este paradigma también se adapta bien a los problemas del sector de los seguros. Por ejemplo, los usuarios pueden comprar pólizas de seguro a otros usuarios, que luego se pagan automáticamente mediante contratos inteligentes en caso de un siniestro claramente definido. A la inversa, los usuarios que tienen que pagar en caso de siniestro reciben la prima del seguro.

Otro ámbito de aplicación de DeFi es el de los datos. Al igual que los flujos de pagos, los datos siguen siendo recogidos y controlados por un pequeño grupo de intermediarios. DeFi permitirá la democratización de los datos incentivando de forma transparente la adquisición y el intercambio de datos y fijando un precio justo para su uso.

Un ejemplo de cómo los bancos centrales también se están involucrando en el espacio de las criptomonedas: Central Bank Digital Currency (CBDC) – Dinero digital para los bancos centrales.

Donde hay mucha luz, también hay sombra

La DeFi no sólo posee características que la hacen superior a la banca y las finanzas tradicionales, sino que permite ejemplos de aplicación totalmente nuevos. Sin embargo, los sistemas basados en este nuevo paradigma tienen puntos débiles que deben ser identificados como tales.

Por ejemplo, los sistemas DeF todavía son bastante ilíquidos, ya que sólo unos pocos usuarios los utilizan. Esto da lugar, por ejemplo, a que se ofrezcan a los usuarios precios menos favorables en un DeX que en las plataformas comerciales centralizadas. Además, los sistemas DeFi son menos escalables que los sistemas centralizados debido a su arquitectura peer-2-peer. Esto se traduce a veces en cuellos de botella en la red, los llamados «congestiones de red», que pueden ralentizar masivamente los procesos empresariales y encarecerlos. Además, sigue habiendo problemas de compatibilidad entre las plataformas DeFi, que se basan en diferentes blockchains. Sin embargo, la programación incorrecta de los contratos inteligentes podría resultar ser la mayor y más fundamental debilidad. Si una parte tan integral del sistema se programa de forma incorrecta y luego se ejecuta de forma automatizada e imparable, esto puede tener consecuencias fatales para todo el sistema. Propiedades como el automatismo, la falta de confianza y la autonomía, que normalmente representan puntos fuertes, se convierten en enormes desventajas en caso de error.

Vista desde DeFi

Sin duda, el DeFi es actualmente uno de los temas más comentados en el mundo del cripto (Crypto Trends 2021). Con algo de retraso, pronto atraerá también el interés del sector de los servicios financieros tradicionales. Sin embargo, el tema tardará en llegar al usuario final estándar o al cliente de la banca minorista. Como toda nueva tecnología, DeFi experimentará avances y retrocesos en el camino. Sin embargo, cualquier contratiempo en el que los clientes minoristas pierdan dinero pondrá en aviso al regulador. Es muy posible, por tanto, que pronto veamos una división del mundo DeFi, en un subsector que sigue sin estar regulado y un sector regulado para aquellos usuarios que quieran la protección del regulador. Está claro qué área ofrecerá la mayor gama de productos y las mayores oportunidades de beneficio, pero también conllevará los mayores riesgos.

Dr. Patrick Schueffel is Adjunct Professor at the Fribourg School of Economics, Switzerland. His research focuses on banking, finance and entrepreneurship. As a consultant and founder, he contributes to various Asian-European crypto projects. Before his three-year stay in Singapore, he worked for years in banking in Zurich. He holds several university degrees.

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More