Insights Banner

Computación en nube: Los 5 criterios de selección para las empresas

Cómo pueden beneficiarse las empresas y las start-ups de los servicios en la nube

La computación en nube permite que varios servicios informáticos se gestionen de forma externa. Si una organización utiliza una nube, los servidores propios de la empresa no prestan los servicios informáticos, sino que uno o varios centros de datos externos (nube) se encargan de estas tareas. Pero, ¿qué hay que tener en cuenta cuando las empresas quieren trasladar su informática a la «nube informática»?

Los servicios informáticos, como la potencia de cálculo, el espacio de almacenamiento o la infraestructura, se proporcionan en una nube. Las empresas que utilizan la computación en nube pueden prescindir de los servidores locales o utilizarlos para procesos especiales en paralelo al funcionamiento en la nube (solución híbrida). Estos servicios se obtienen a través de una conexión de red con un ancho de banda suficientemente alto. En cuanto al hardware, la empresa sólo necesita los componentes de red necesarios para el funcionamiento local, como routers, puntos de acceso WLAN y cortafuegos, así como dispositivos finales como ordenadores portátiles, smartphones, tabletas, ordenadores de sobremesa o clientes ligeros. Se utilizan como terminales de acceso puro. Proporcionan la visualización de los datos en la pantalla y sirven de interfaz entre los usuarios (empleados, clientes, proveedores) y la nube. El uso de la computación en nube abre todo un abanico de oportunidades, especialmente para las PYME.

Oportunidades de la computación en nube

Rápida disponibilidad y flexibilidad de los servicios en la nube

Los servicios en la nube también se denominan «computación a la carta». Esto se refiere al hecho de que una PYME sólo obtiene los recursos en la nube que necesita en un periodo de tiempo determinado. En función del modelo de negocio de la empresa, surgen picos de demanda a corto plazo o estacionales, para los que se puede recurrir de forma flexible y rápida a la capacidad de computación o almacenamiento adicional a través de la nube.

Reducción de las inversiones en TI, ventajas en los costes y seguridad en la planificación

Con las soluciones informáticas internas convencionales con servidores propios, el hardware debe estar dimensionado para que sea suficiente para la máxima demanda de la empresa, aunque sólo se utilice una fracción de la capacidad la mayor parte del tiempo. Además, hay costes continuos de licencias, soporte, reparaciones, piezas de repuesto, necesidades energéticas y locales (sala de servidores), así como de renovación constante de la infraestructura. Estos costes de mantenimiento, que no se pueden predecir con exactitud, se eliminan cuando se utilizan soluciones en la nube: con el modelo en la nube, la facturación se basa en una tarifa plana mensual que depende de las necesidades individuales de la PYME. De este modo, las empresas pueden obtener ventajas de costes y, al mismo tiempo, planificar el gasto en TI de forma fiable y previsible. Además, no es necesario invertir en una infraestructura informática propia, y las salas de servidores que no se necesitan liberan espacio para puestos de trabajo adicionales.

Aumento de la productividad

Una solución en la nube puede aumentar la productividad de las empresas. Al ejecutar los procesos informáticos en la nube con varios servidores virtuales en paralelo, la velocidad de cálculo se acelera muchas veces. De este modo, el tiempo de computación y de espera en la empresa puede reducirse considerablemente.

Disponibilidad global de servicios y datos

Con la nube, los datos de la empresa y los servicios de la infraestructura informática están disponibles globalmente en cualquier lugar con acceso a la red.

El uso de los servicios en la nube puede aportar una mayor eficiencia y flexibilidad en las TI no sólo en las grandes empresas, sino también en las PYME. Sin embargo, hay que prestar especial atención a los criterios de selección de la infraestructura de nube adecuada.

5 criterios para elegir la nube adecuada:

1. Servicios en la nube necesarios

Algunos proveedores de nube sólo cubren aspectos individuales del ámbito funcional de la nube, mientras que otros ofrecen la cartera completa de la nube, incluyendo servicios de infraestructura de TI como servicios de red o servicios de servidores virtuales en su gama de servicios. Algunos proveedores ofrecen aplicaciones adicionales, como contabilidad en línea, gestión de la relación con los clientes (CRM) en línea o programas de oficina. Otros proveedores de servicios en la nube se especializan en el almacenamiento de datos como documentos, fotos o vídeos. Si la empresa sabe qué servicios informáticos necesita, puede hacer una primera acotación de los proveedores que se plantean.

2. Seguridad de los servicios en la nube

Si los datos críticos de la empresa caen en manos equivocadas o la información de los clientes no está suficientemente protegida, esto puede tener un grave impacto en la empresa. Si una PYME confía en un proveedor de la nube, depende de su concepto de seguridad. Por esta razón, la seguridad de los servicios en la nube es de gran importancia: el proveedor debe ser capaz de excluir de forma fiable los riesgos que conducen a fallos, pérdidas de rendimiento, pérdida o robo de datos. Las medidas de seguridad eficaces, como los sistemas antivirus y los cortafuegos actualizados, forman parte de una solución profesional de computación en nube, al igual que el cifrado, los mecanismos de autenticación seguros y las auditorías de seguridad periódicas.Para evaluar la seguridad en línea de un proveedor de servicios en nube, éste debe ser capaz de demostrar de forma concluyente su concepto de seguridad. Debe revelar quién tiene acceso a los datos de la nube, qué mecanismos de control existen, cómo se previene la ciberdelincuencia y qué procedimientos de copia de seguridad existen. Un proveedor profesional de servicios en la nube debe ser capaz de ofrecer una protección eficaz contra riesgos naturales como inundaciones, incendios, tormentas, robos, terremotos y hurtos. Las respectivas ubicaciones de almacenamiento de datos (almacenamiento redundante en diferentes lugares geográficos) y la seguridad física de los servidores desempeñan un papel importante en este sentido. En Suiza, también hay que aclarar la solvencia financiera del proveedor de servicios en la nube: la insolvencia de un proveedor suizo de servicios en la nube dará lugar a la suspensión de todas las actividades comerciales desde el primer día. En tal caso, el acceso a las aplicaciones o a los datos de la PYME puede quedar bloqueado durante semanas o meses.

3. Tiempo de funcionamiento de los servicios en la nube (disponibilidad de rendimiento)

El tiempo de actividad (disponibilidad horaria) de una nube proporciona información sobre la disponibilidad operativa completa garantizada de los servicios. Los requisitos de tiempo de actividad de los servicios pueden variar mucho en función del modelo de negocio de cada empresa. Mientras que la disponibilidad del 99% es suficiente para muchas organizaciones, las aplicaciones críticas requieren un tiempo de actividad de entre el 99,95% y cerca del 100%, como en el caso de ciertas transacciones financieras o en la atención médica. Mientras que un tiempo de actividad del 99% permite interrupciones de hasta 88 horas al año, o casi cuatro días (¡!), el tiempo máximo de inactividad tolerado con un tiempo de actividad del 99,95% es de sólo 4,4 horas al año. El proveedor de la nube debe ser capaz de cumplir los requisitos de disponibilidad de la empresa y garantizarlo en un acuerdo de nivel de servicio (SLA) por escrito.

4. Portabilidad de datos entre diferentes nubes

La empresa que obtiene los servicios en la nube debe tener siempre los derechos de propiedad de los datos almacenados o procesados en la nube. Esto incluye el derecho a portar los datos en un plazo razonable cuando se cambia de proveedor de servicios en la nube. Tras la portabilidad y la finalización del contrato en la nube, el anterior proveedor debe eliminar todos los datos de sus sistemas. En este contexto, es esencial prestar atención a los detalles contractuales.

5. Extensibilidad de los servicios en la nube

A la hora de elegir un proveedor de servicios en la nube, es importante comprobar si es capaz de adaptar sus servicios de forma flexible a las necesidades de la PYME. Con el éxito y el crecimiento de una empresa, también aumentan las exigencias a la infraestructura informática y, por tanto, al rendimiento de la nube. Por lo tanto, debe aclararse qué capacidades adicionales y valores de rendimiento puede proporcionar el proveedor de la nube, en qué plazo y a qué coste. También debería ser posible para la propia empresa añadir usuarios adicionales de forma rápida y sencilla. Sólo un proveedor de servicios en la nube con servicios fácilmente escalables puede satisfacer de forma sostenible las necesidades de TI de una empresa.

Observaciones finales

La oferta de servicios del proveedor de la nube puede comprobarse exhaustivamente según los criterios descritos, como el alcance del servicio, la seguridad, la disponibilidad, la portabilidad y la escalabilidad. Otro aspecto es la importancia de la protección de datos para la empresa: dependiendo de la ubicación geográfica del almacenamiento de datos del proveedor de servicios en la nube, se aplican diferentes leyes de protección de datos; éstas son mucho más estrictas en Suiza o la UE, por ejemplo, que en Estados Unidos. También en este caso, el propio modelo de negocio de la empresa y la sensibilidad de los datos asociada son siempre decisivos.

Si un proveedor de servicios en la nube cumple todos los requisitos que se le exigen, también vale la pena obtener información de referencia de clientes corporativos existentes con modelos de negocio similares a los de su propia empresa. Si esta respuesta es positiva, no hay nada que impida la celebración de un contrato. Los socios competentes en servicios informáticos gestionados también ofrecen apoyo en el proceso de selección.

Autor: Philipp Hollerer

Wir kümmern uns um Ihre IT, damit sie mit höchster Sicherheit, Leistungsfähigkeit und Stabilität rund um die Uhr zur Verfügung steht – proaktiv und smart zum all-inclusive Pauschaltarif. Immer.Proaktiv - IT-Ausfälle verhindern, statt Schaden beseitigen. Smart - Ihr KMU ist am Puls der Digitalisierung und erzielt Wettbewerbsvorteile. All Inclusive - Mit Pauschaltarifen zu planbaren IT-Kosten.

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More