Inteligencia artificial vs. humana – ¿Somos reemplazables?

¿Cómo podemos diferenciarnos de la inteligencia artificial?

Todo el mundo habla de la inteligencia artificial (por ejemplo, el aprendizaje automático). Ya sea en la tecnología médica, la comercialización o la ingeniería mecánica, las industrias en las que se utiliza la IA son diversas. Por encima de todo, la capacidad de analizar objetivamente grandes cantidades de datos en un tiempo muy corto y de reconocer patrones en ellos, es una tecnología que está por delante de la humanidad. Como resultado, un gran número de trabajadores ya están siendo reemplazados por máquinas inteligentes. Inevitablemente surge la siguiente pregunta: ¿Qué papel sigue desempeñando el hombre cuando la IA es superior a él en asuntos supuestamente decisivos?

El hombre como modelo a seguir

Si se trata de inteligencia artificial, se verá abrumado por varios conceptos. Sin embargo, la pregunta de qué es exactamente la IA, a menudo permanece sin respuesta. Con respecto al tema de la IA vs. el ser humano, esto es de especial importancia. Porque una cosa aparece inevitablemente en las definiciones de la IA: El comportamiento humano inteligente es imitado por la inteligencia artificial. Las máquinas y sistemas que hacen esto se llaman inteligencia artificial. Así que si la IA es más poderosa, pero los humanos son su modelo a seguir, la cuestión de los papeles de ambas partes surge de nuevo. ¿En qué consisten los respectivos sistemas?

Una vista clara en la jungla de datos

Dentro de las empresas, se tienen en cuenta dos cosas en particular a la hora de tomar decisiones: Hechos y cifras. Los responsables de la adopción de decisiones confían en que se les facilitará información fiable sobre la base de la cual se puedan adoptar las siguientes medidas. Sin embargo, los parámetros de decisión son cada vez más diversos y los datos de los que se ha de extraer la información pertinente son cada vez más complejos. Por lo tanto, es muy costoso y lleva mucho tiempo desglosar estos datos en la información relevante para la toma de decisiones y así hacerla utilizable. En este punto la IA puede ayudar. Es posible analizar grandes cantidades de datos, que inicialmente son difíciles de entender para los humanos, en un tiempo muy corto y reconocer patrones en ellos. Sin embargo, los humanos juegan un papel decisivo en dos aspectos también aquí: Por un lado, deben hacer las preguntas correctas, que la IA responde, y por otro lado, deben interpretar la información recibida y tomar una decisión.

¿Puede la inteligencia artificial señalar el camino a seguir?

La cuestión de si la IA puede reemplazar completamente a los humanos en el futuro es, por lo tanto, casi superflua, a pesar de que la IA ya ha asumido las tareas de los humanos en algunas áreas. Sin embargo, se trata de áreas en las que no se necesitan habilidades de interpretación. Los procesos de trabajo que sólo implican la ejecución de comandos ya pueden ser automatizados sin más. Sin embargo, esto no es nada nuevo. Se vuelve interesante cuando el contacto personal, la experiencia individual o la acción dinámica es importante. Estas áreas son mucho más difíciles de captar por la inteligencia artificial, por lo que los humanos siguen siendo irremplazables en la actualidad. La interpretación de la información es el factor decisivo aquí. Los humanos pueden interpretar rápidamente la nueva información y así reaccionar creativamente y con rapidez a las nuevas situaciones. Incluso la consideración de una nueva dirección de viaje para alcanzar la meta a pesar de los problemas que surgen está reservada a los humanos.

La diferencia esencial aquí es que la IA siempre sigue un patrón predeterminado, el algoritmo previamente programado, de modo que siempre llega a las mismas conclusiones. En otras palabras, la inteligencia artificial sigue un plan, por así decirlo, que no permite ninguna conclusión que no corresponda lógicamente a este plan. Por una parte, esto es positivo porque la decisión se toma así objetivamente y por lo tanto está libre de influencias subjetivas, como es el caso de la toma de decisiones humanas, por ejemplo. Sin embargo, por otro lado, esto impide encontrar una solución inusual, que es, sin embargo, extremadamente importante para impulsar un nuevo desarrollo o encontrar nuevas formas de resolver un problema. Aunque los humanos son menos buenos para examinar en detalle enormes cantidades de datos para ciertos parámetros, se las arreglan para mantener un ojo en el panorama general. Así, se puede lograr un objetivo incluso con la ayuda de soluciones que no estaban previstas en el plan original. La IA, por otra parte, siempre utiliza una cantidad limitada de datos, cuyo análisis está predeterminado por el algoritmo programado y constituye la base del resultado como objeto de investigación. Esto evita que la IA tenga un «destello de inspiración» o produzca una tecnología disruptiva. Esto sólo puede ser hecho por los humanos.

La creatividad y la flexibilidad marcan la diferencia

Por lo tanto, se puede decir que la IA funciona de manera sistemática y eficiente y que las personas son buenas para actuar de manera flexible y creativa. Se las arregla para incorporar rápidamente nueva información en el proceso de búsqueda de soluciones. Especialmente la inteligencia interpersonal beneficia al ser humano. La flexibilidad, la creatividad y la inteligencia interpersonal son especialmente importantes en las industrias que requieren una gran experiencia y comunicación personal. En la investigación de mercados, por ejemplo, la necesidad de conocimientos técnicos humanos es particularmente elevada. Las empresas que quieren abrir nuevas áreas de negocio, en gran parte inexploradas, dependen de la experiencia humana. Al mismo tiempo, suele haber muy pocos datos disponibles para alimentar la inteligencia artificial. Por lo tanto, en este caso no es posible que una IA proporcione un resultado fiable en absoluto. Cabe señalar que cuanto más compleja y especial es la materia, más difícil es sustituir a los humanos por la IA.

¿AI contra humano? ¡AI & Man!

La eterna pregunta de si los humanos se volverán obsoletos en el futuro debido a la IA puede ser claramente negada. Por un lado, se necesita a los humanos para programar la IA y «hacer las preguntas correctas». Y por otro lado, las fortalezas del ser humano se encuentran exactamente donde están las debilidades de la IA, y viceversa. Una interacción de ambas partes es más efectiva para lograr un éxito óptimo. El desempeño de la IA ahorra mucho tiempo y dinero. La comunicación personal, la experiencia individual y una visión general de un tema crean confianza y permiten una acción significativa en situaciones nuevas y desconocidas. La combinación de la objetividad de la IA y la subjetividad del ser humano, que le permite romper las reglas de vez en cuando, lo que en última instancia conduce a desarrollos perturbadores, es el enfoque correcto si se quiere garantizar un éxito extraordinario. La IA y los humanos no deben ser vistos como oponentes sino más bien como partes que se apoyan mutuamente para poder utilizar sus respectivas fortalezas de una manera orientada a la consecución de objetivos.

Egal ob Student, Angestellter oder Führungskraft: Wenn wir etwas nicht wissen, ist die Antwort meistens nur einen Klick entfernt - wir müssen es nur googlen. Die Antworten werden uns in Millisekunden sortiert und priorisiert angezeigt. Nur was, wenn wir fundiertes Fachwissen und Insights benötigen, die selbst Google nicht liefern kann? Atheneum ist eine globale Plattform für Marktforschung und Wissensaustausch mit einem holistischen Beratungsansatz. Das B2B-Netzwerk umfasst weltweit 400.000 Experten, die die besten Fachleute in ihren Bereichen sind (z.B. MedTech, Kryptowährung etc.). Das „AirBnB des Consultings“ vermittelt die Experten mithilfe der Cloud-Technologie, wodurch ein weltweiter Wissensaustausch ermöglicht wird.

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

MoreThanDigital Newsletter
Subscribe
Join the #bethechange community
close-image